Plataforma Nacional de Transparencia

Comunicados de Prensa

No. 134/2024

Ciudad de México, a 19 de abril de 2024

MUJERES Y HOMBRES TIENEN DERECHO A RECLAMAR UNA COMPENSACIN ECONMICA CUANDO SE DEDICARON PRINCIPALMENTE A LAS LABORES DEL HOGAR Y AL CUIDADO DE LA FAMILIA

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin revis una sentencia de amparo relacionada con un juicio familiar en el que un hombre le reclam a su exconcubina que le pagara una pensin compensatoria y una compensacin econmica, ya que durante su relacin se dedic a realizar las labores de la casa y del cuidado de su hija e hijo. Tanto el Juez como la Sala familiares rechazaron su solicitud, porque el seor no demostr que careca de recursos econmicos para satisfacer sus necesidades bsicas ni que el desempeo de dichas actividades fuera su principal ocupacin durante el concubinato.

El seor no estuvo de acuerdo con esta decisin, por lo que promovi un juicio de amparo directo en el que reclam la inconstitucionalidad del artculo 342-A del Cdigo Civil para el Estado de Guanajuato, conforme al cual es posible reclamar una compensacin econmica al trmino del matrimonio o concubinato. Lo anterior, tras considerar que es discriminatorio, ya que parta de la idea de que el nico rol del hombre en la familia era como proveedor econmico, por lo que no era posible que l se hubiera dedicado a las tareas de la casa y al cuidado de su hijo e hija.

El Tribunal Colegiado neg el amparo y sostuvo que el artculo no era discriminatorio en razn de gnero, porque ambos concubinos podan solicitar una compensacin econmica, siempre y cuando las labores del hogar y de cuidado hubieran sido su principal ocupacin durante la relacin. En el caso, el seor no demostr que estas actividades hubieran sido su principal responsabilidad, pues incluso existan pruebas de que la pareja siempre cont con el apoyo de trabajadoras del hogar. Inconforme con esa determinacin, el hombre interpuso un recurso de revisin.

Al resolver el asunto, el alto tribunal concluy que el artculo impugnado no es discriminatorio, ya que est redactado en lenguaje neutro conforme al cual cualquiera de los cnyuges o concubinos sean mujeres, hombres o personas de la diversidad sexo-genrica, puede acceder en condiciones de igualdad a este mecanismo compensatorio.

Al respecto, la Primera Sala destac que la norma no asume, a partir de un prejuicio o estereotipo de gnero, que la mujer desempe las labores del hogar y la crianza legitimndola como la nica apta para solicitar la compensacin econmica, ni tampoco que el hombre fue el nico proveedor econmico durante la relacin de matrimonio o concubinato y, por ende, el nico obligado a pagarla.

As, la Sala concluy que la norma no condiciona, con base en un estereotipo de gnero, el acceso a una compensacin econmica, pues para ello, lo verdaderamente relevante es demostrar que la persona que realiz las labores del hogar y de cuidado qued en desventaja econmica y patrimonial al trmino de la relacin por no haberse dedicado a un trabajo remunerado de la misma manera que lo hizo su pareja.

A partir de estas razones, la Primera Sala confirm la sentencia impugnada y neg el amparo solicitado.

Amparo directo en revisin 4316/2023. Ponente: Ministra Ana Margarita Ros Farjat. Resuelto en sesin de 17 de abril de 2024, por unanimidad de votos.

Documento con fines de divulgacin. La sentencia es la nica versin oficial.


Formulario de consulta Imprimir