Plataforma Nacional de Transparencia

Comunicados de Prensa

No. 090/2024

Ciudad de México, a 13 de marzo de 2024

LA ORDEN DE APREHENSIN COMO MEDIDA PARA RECONDUCIR AL PROCESO PENAL A UNA PERSONA QUE SE HA DECLARADO SUSTRADA DE LA ACCIN DE LA JUSTICIA, NO VULNERA EL PRINCIPIO DE MNIMA INTERVENCIN EN MATERIA PENAL Y NO AFECTA DESPROPORCIONALMENTE EL DERECHO HUMANO A LA LIBERTAD PERSONAL

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin determin que el principio de mnima intervencin o de ultima ratio, no rige para la orden de aprehensin que se prev en el cuarto prrafo, del artculo 141 del Cdigo Nacional de Procedimientos Penales, como forma para reconducir al proceso a una persona que se ha declarado sustrada de la accin de la justicia y, por tanto, no puede ser confrontado con ste.

Ello, porque si bien es cierto que esa medida afecta un derecho sustantivo como es la libertad personal; sin embargo, su naturaleza y finalidad es meramente adjetiva, precisamente, porque constituye una forma de reconduccin de la persona imputada a una relacin jurdica procesal penal en la que ya se encontraba inmersa, a efecto de que sta no quede paralizada, y se logre su objetivo final consistente en asegurar, en la mayor medida posible, la solucin justa de una controversia, a travs de la aplicacin de la ley penal al caso concreto. Sin soslayar que el principio de mnima intervencin o de ultima ratio en materia penal, gira en torno a la proteccin de los bienes jurdicos que se consideran de mayor relevancia social, a fin de que slo stos sean objeto de sancin punitiva, por lo que la orden de aprehensin resulta ajena a la correspondencia que debe existir entre la tutela de un bien jurdico a travs de una descripcin tpica y la sancin que se le asigna; y no existe una medida menos lesiva para reconducir al proceso a la persona imputada.

Tambin se resolvi que la orden de aprehensin como forma para reconducir al proceso penal a la persona que se ha declarado sustrada de la accin de la justicia, supera las etapas del test de proporcionalidad en sentido amplio, ya que atiende a un fin constitucionalmente vlido, porque con esa medida se pretende la continuidad del proceso hasta su total conclusin, lo que se sustenta en el inters general de que se cumpla el objeto del proceso penal, que consiste en el esclarecimiento de los hechos, la proteccin al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daos causados por el delito se reparen.

Adems, satisface el requerimiento de la idoneidad, porque reconducir al proceso a la persona imputada, asegura su presencia para la celebracin de las audiencias, evita que se paralice el trmite, y le garantiza a esa persona el ejercicio de los derechos que le asisten. Lo mismo que la exigencia de necesidad, ya que opera en caso de que la persona imputada incurra en desacato a una cita judicial, sin que demuestre que existi causa justificada para ello, de manera que no existe una medida menos lesiva con la que se pueda cumplir el fin constitucional pretendido.

Finalmente, supera la cuarta grada del test de proporcionalidad, que implica un examen en sentido estricto, porque se trata de una medida que no afecta desproporcionalmente el derecho humano a la libertad personal, porque la intervencin a ese derecho se justifica ante la importancia que representa para el Estado de Derecho, conseguir que las causas penales no queden sin resolver, sino que se logre su trmite hasta su resolucin final, a efecto de no dejar en suspenso la definicin de la situacin jurdica de las partes. Mxime que el obligar a la persona imputada a volver a comparecer ante el juez de control, no limita su derecho a solicitar la imposicin de nuevas medidas cautelares.

Amparo en revisin 382/2023. Ponente: Ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo. Resuelto en sesin del 13 de marzo de 2024, por unanimidad de cinco votos.

Documento con fines de divulgacin. La sentencia es la nica versin oficial.


Formulario de consulta Imprimir