Plataforma Nacional de Transparencia

Comunicados de Prensa

No. 154/2016

Ciudad de México, a 31 de agosto de 2016

LAS PERSONAS MAYORES CON ALGN TIPO DE DISCAPACIDAD PUEDEN PROMOVER Y CONTINUAR UN JUICIO DE AMPARO SIN NECESIDAD DE LA INTERVENCIN DE UN REPRESENTANTE ESPECIAL

En sesin de 31 de agosto de 2016, la Segunda Sala resolvi el recurso de queja 57/2016, en el cual se reconoci la constitucionalidad del artculo 8, prrafo primero, de la Ley de Amparo, a travs de una interpretacin conforme a la Constitucin Federal, respecto de personas mayores con discapacidad que promuevan un juicio de amparo.

En el caso especfico, diversas personas mayores de edad promovieron un juicio de amparo indirecto y manifestaron tener una discapacidad. El Juez de Distrito admiti su demanda y les design un representante especial en trminos de aquel dispositivo. Contra esa determinacin interpusieron recurso de queja, el cual fue atrado por este Alto Tribunal, donde reclaman de manera general, que con esa designacin se desconoce su capacidad y personalidad jurdica y, por tanto, obstaculiza su derecho de acceso efectivo a la justicia.

El artculo 8 citado establece que el rgano jurisdiccional, sin perjuicio de dictar las providencias que sean urgentes, nombrar un representante especial a la persona con discapacidad que pida amparo.

Para la Segunda Sala dicha porcin normativa debe ser interpretada conforme a la Constitucin Federal y no en su sentido literal. As determin que: I) Las personas con discapacidad pueden acudir al juicio de amparo por propio derecho, inclusive cuando tengan legtimo representante; II) El legislador previ la posibilidad de que cuando una persona con discapacidad promueva un juicio de amparo, pueda existir un apoyo en su tramitacin; y III) Al constituir un apoyo la figura del representante especial, entonces la persona con discapacidad tiene el derecho de elegir a su representante especial y, en su caso, de rechazar la designacin de alguno.

De modo que, cuando una persona con discapacidad promueva un juicio de amparo, el rgano jurisdiccional, en principio, debe respetar su voluntad de promoverlo y continuarlo por propio derecho, supuesto en el cual no existe la necesidad de designarle un representante especial. Y, para el caso de que el juzgador advierta objetivamente que necesite ser apoyada en su tramitacin, optar en cualquier caso por designarle un representante especial, para lo cual dar vista al quejoso a efecto de que en el plazo legal lo designe, e incluso informarle el derecho que tiene a rechazar la designacin.

En esos trminos, para la Segunda Sala no fue adecuado el actuar del Juez de Distrito, pues no privilegi el efectivo ejercicio de la personalidad y capacidad jurdica de las personas con discapacidad, en tanto que sin justificacin alguna y sin su previo consentimiento, procedi a designarles un representante especial; mxime que en el caso concreto, no existen indicios de que los quejosos por el hecho de contar con una discapacidad, necesiten el apoyo de un representante especial para la tramitacin del juicio de amparo indirecto.


Formulario de consulta Imprimir