Plataforma Nacional de Transparencia

Comunicados de Prensa

No. 265/2012

Mxico, D.F. a 5 de diciembre de 2012

RESUELVE PRIMERA SALA ASUNTO RELACIONADO CON LIBERTAD DE EXPRESIN Y EL DERECHO AL HONOR

A propuesta del Ministro Arturo Zaldvar Lelo de Larrea, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin (SCJN) resolvi el amparo directo en revisin 2411/2012, que involucra la complicada relacin entre la libertad de expresin y el derecho al honor.

El recurso de revisin deriva de un juicio en el cual Milenio Diario y el periodista Carlos Marn Martnez demandaron de Lorenzo Meyer Coso y MVS Radio Mxico por una opinin emitida por el seor Meyer el lunes 21 de junio de 2010 en el programa de radio Noticias MVS, Primera emisin con Carmen Aristegui.

En el programa de radio se transmiti, entre otras, la grabacin de una llamada telefnica entre el entonces gobernador de Oaxaca y el Director de Comunicacin Social de la campaa electoral para la gubernatura de Oaxaca por el PRI, en la que se aluda a Milenio Diario y Carlos Marn Martnez. Posteriormente, en la mesa editorial del programa de radio, el seor Meyer hizo alusin a los rganos periodsticos mencionados en la grabacin, sealando que stos estaban aceptando una autoviolacin a la tica periodstica.

Segn Milenio Diario y Carlos Marn Martnez, tanto las grabaciones como el comentario del seor Meyer dieron a entender que existi un supuesto arreglo con la finalidad de bloquear la aparicin de un candidato a la gubernatura de Oaxaca en cualquiera de los medios de comunicacin que opera el grupo Milenio, lo cual vulner su patrimonio moral. Tanto el Juez de lo Civil como la Sala de apelacin absolvieron a los demandados.

Por unanimidad de cuatro votos, la Primera Sala confirm la sentencia del Tribunal Colegiado, en la cual neg el amparo a Milenio Diario y Carlos Marn Martnez, por considerar que el comentario hecho por el seor Meyer no era lesivo de su derecho al honor. Por el contrario, la Sala estim que la opinin del seor Meyer estaba amparada por la libertad de expresin.

Confirmando su doctrina sobre la libertad de expresin y el derecho al honor, la Primera Sala estim que se cumpla con el estndar de relevancia de la opinin emitida, correspondiente a la relevancia y el inters pblico del tema, del contexto en el que se emiti la opinin y de las personas que en ellas intervinieron y pertinencia del comentario.

Se estim que el comentario se hizo por un periodista, entre periodistas y en el contexto de una tertulia poltica, una mesa de debates instaurada para analizar la situacin electoral de Oaxaca y el contenido de cuatro grabaciones relacionadas con personajes involucrados en la misma. As, la opinin del seor Meyer vers sobre cmo los rganos periodsticos cuya funcin reviste un inters pblico realizaban su trabajo en un contexto electoral, donde deberan fungir como agentes para el libre intercambio de ideas y posturas.

Asimismo, la Primera Sala advirti que los argumentos hechos valer por Milenio Diario y Carlos Marn estaban vinculados con una vertiente muy especfica del derecho al honor, como lo es el prestigio profesional, estableciendo que las crticas a la aptitud profesional de otra persona sern lesivas del derecho al honor solamente cuando, sin ser una expresin protegida por la libertad de expresin o el derecho a la informacin, constituyan: (i) una descalificacin de la probidad profesional de una persona que pueda daar grave e injustificada o infundadamente su imagen pblica, o (ii) crticas que, pese a estar formalmente dirigidas a la actividad profesional de un individuo, en el fondo impliquen una descalificacin personal.

Por lo mismo, la Primera Sala concluy que ms all de que se haya estimado que la opinin del seor Meyer se encontraba protegida por su derecho fundamental a la libre expresin, se insista que en el caso estbamos frente a la opinin de un periodista respecto de cmo otros cumplen con la misma funcin y, por lo tanto, tampoco se podra estimar que los recurrentes sufrieron una afectacin en su derecho al honor, dado que no se actualiz ninguno de los supuestos para el dao al prestigio profesional y las expresiones no tuvieron el calado para afectar la reputacin de un veterano periodista de la entidad del seor Carlos Marn Martnez, ni de uno de los peridicos ms importantes de nuestro pas, como es Milenio.


Formulario de consulta Imprimir