Plataforma Nacional de Transparencia

Comunicados de Prensa

No. 264/2012

Mxico, D.F. a 5 de diciembre de 2012

RESUELVE PRIMERA SALA ASUNTO RELACIONADO CON DERECHO FAMILIAR

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin (SCJN) adopt la propuesta del Ministro Arturo Zaldvar Lelo de Larrea, la cual daba solucin a un complejo caso en materia de derecho familiar.

El asunto se origin cuando una mujer embarazada contact a otra mujer, con el fin de dar en adopcin al hijo que portaba en el vientre. El da del nacimiento del menor, la madre biolgica manifest ante un agente del Ministerio Pblico y ante un funcionario del DIF de Estado de Puebla, que deseaba dar en adopcin a su hijo, ya que no quera encargarse de l. Ese mismo da, la madre biolgica abandon a su hijo en manos de la seora con quien haba concertado la adopcin. Mes y medio despus del parto, la seora que qued al cuidado y quien realmente se hizo responsable del menor, junto con su cnyuge, inici el procedimiento de adopcin, sin embargo, ciento cinco das despus del nacimiento, la madre biolgica se opuso a dicho procedimiento.

Dicha oposicin gener resoluciones judiciales en diferentes instancias. En primera instancia se decret la prdida de la patria potestad de la madre biolgica y se autoriz la adopcin a favor del matrimonio adoptante. Sin embargo, dicha resolucin fue revocada en segunda instancia y confirmada por un tribunal colegiado, por lo que la Suprema Corte, mximo garante de la Constitucin, decidi en definitiva el conflicto trascendental para la vida de un menor de edad. Hoy la nia tiene 5 aos de edad y ha permanecido en el ncleo de su familia adoptiva durante toda su existencia.

En la resolucin de la Corte se estableci que con la inclusin en nuestra Constitucin del inters superior del menor, los rganos judiciales deben abandonar y superar la vieja concepcin de la patria potestad como poder omnmodo del padre sobre los hijos. Hoy en da, la patria potestad se configura como una funcin que se le encomienda a los padres en beneficio de los hijos y que est dirigida a la proteccin, educacin y formacin integral de los hijos, cuyo inters es siempre prevalente en la relacin paterno-filial, acentundose asimismo la vigilancia de los poderes pblicos respecto al inters del menor.



En el caso concreto la Primera Sala determin que se haba configurado legalmente el abandono de la menor, ya que la madre abdic total, voluntaria e injustificada de los deberes inherentes a la patria potestad. La Primera Sala consider que los casos de dejacin momentnea de la guarda y la custodia a un tercero no se consideran abandono, como sera el caso de la madre que, por haber sufrido una afectacin en su salud al momento de dar a luz, le solicita a un familiar, a una amistad o a una institucin pblica de asistencia social que cuide y se hagan cargo de su hijo, mientras ella se recupera. En este tipo de casos existe una causa justificada para dejar a un menor al cuidado temporal de otra persona, siempre y cuando se tenga, desde el primer momento, el firme propsito de que el menor se reintegre al ncleo familiar en cuanto la situacin excepcional desaparezca.

Para resolver el asunto, se determin que no puede olvidarse que lo que ocasion la integracin del menor a un entorno familiar estable, afectivo y responsable desde el da de su nacimiento, fue el abandono y consentimiento de la madre biolgica, quien se desentendi de su hijo biolgico desde su primer instante de vida. Esto llev a la Corte a sostener que dada la complejidad de este tipo de asuntos, deben ser analizados atendiendo a las particularidades de cada caso concreto, pues existen asuntos, como el resuelto en esta fecha, que la reinsercin del menor en su familia biolgica no favorece el inters superior del menor en lo absoluto. Por lo anterior, los tribunales del pas debern determinar si la reinsercin del menor en su familia biolgica es lo ms benfico para el menor sujeto a su jurisdiccin.

Finalmente, expres la Primera Sala, que el menor, desde su nacimiento hasta la actualidad (ms de cinco aos) ha vivido con el matrimonio conformado por las personas que lo acogieron, quienes en los hechos han desempeado los roles de madre y padre, dato que no puede dejar de ponderarse.




Formulario de consulta Imprimir